Foto de Errores de embalaje

Sincla box

La madera es el mejor material para envasar alimentos y proporciona el acabado más elegante para presentar productos en el punto de venta. Por eso somos fabricantes de cajas de madera. Sin embargo, las cajas de madera tradicionales presentan serios problemas de transporte, almacenaje y diseño. El sector tradicional de cajas de madera apenas ha innovado en las últimas décadas.

Post recientes

Newsletter

Suscríbete a la newsletter de Sincla  y recibe un email mensual con los mejores consejos para convertirte en mejor anfitrión.

Gracias por subscribirte.
Oops! Algo ha ido mal. Intenta nuevamente.

13 Errores de embalaje a evitar

Emilio García Sánchez
July 19, 2018
Comentarios

Hoy te traemos una serie de 12 errores de embalaje muy comunes cuando hacemos envíos a nuestros clientes. ¿Has cometido alguno? ¿Crees que deberíamos añadir alguno? Déjanos tu comentario abajo e incluiremos esos errores de embalaje.

Errores de embalaje en tus envíos a clientes

Usar cajas muy grandes

Caballo grande, ¿ande o no ande? ¡No con el embalaje! Utilizar cajas que sean demasiado grandes para el producto que embalas es uno de los errores de embalaje más comunes. No solo es poco sostenible para el medio ambiente, si no que además, aumentan tus costos de envío y aumentan las probabilidades de que el producto llegue dañado al cliente final.

Usar poco relleno

Utilizar poco relleno puede provocar, junto con el primero de los errores de embalaje, que tu producto acabe roto. ¿Cómo se le puede quedar la cara a tu cliente cuando descubra que ha comprado algo dañado? Debes usar una cantidad de relleno de embalaje óptima.

Usar demasiado relleno

Al contrario, si llenas tu caja con demasiado relleno, pondrás a tu cliente a jugar a encontrar la aguja en el pajar. ¡Mejor no te la juegues! Utiliza el sentido común: emplea cajas de madera del tamaño óptimo y utiliza embalaje para relleno en su justa medida. Recuerda que lo que debe destacar es tu producto.

No usar film de paletización suficiente

Usar poco film –o nada– de paletizado provocará mayores tasas de rotura de los envíos de tus productos. Utiliza el plástico necesario para asegurar la carga durante todo el proceso logístico: desde la manipulación en almacén a la entrega en destino.

Pasarte con la cinta

Sé comedido con la cantidad de cinta adhesiva que utilices en tu envío. Queda terriblemente feo cerrar las cajas con demasiada cinta. En este sentido, utilizando las cajas Sincla, podrás evitar utilizar adhesivos, las partes de las cajas de madera se unen mediante un sistema patentado de flexión –asegurando la mercancía y evitando desfondes.

Reutilizar cajas

Puede ser tentador reutilizar una caja de, por ejemplo, una devolución. Te recomendamos que no lo hagas –¡especialmente si usas cajas de cartón!–.

No usar bolsas portadocumentos

No hay nada más frustrante para el cliente que tratar de encontrar los documentos (factura proforma, albarán, documentos de exportación, etc.) dentro del embalaje. Los documentos, mejor una bolsita pegada a la caja.

La factura llega arrugada o en mal estado

Esta suele ser consecuencia de los errores de embalaje anteriores. Cuando mezclas en la misma caja

Demasiadas pegatinas de seguimiento

Tu caja no es un personaje de la novela de Julio Verne. Además, tu cliente pensará que has encarecido el producto a propósito haciéndole dar la vuelta al mundo.

Etiquetar correctamente tu mercancía

Este es quizás uno de los errores de embalaje más comunes. El etiquetado es fundamental para hacer que la mercancía llegue correctamente. Además, debe ir acompañada de documentación para envíos.

No utilizar pegatinas de frágil

¡Esto es clave! Debes advertir a la empresa de mensajería y todos los intermediarios de que tu producto es frágil y puede dañarse si no se trata con cuidado. El embalaje puede proteger la mercancía, pero debería ser explícito en él que requiere maniobrarlo con cuidado.

Usar bolsas de plástico para productos frágiles

Las bolsas de plástico o las cajas de cartón pueden ser una opción inadecuada si tu producto es frágil. Incluso añadiendo protección adicional o relleno para embalaje, los productos frágiles deben ir en embalaje robusto. Un buen ejemplo de estos tipos de packaging son las cajas de madera para vino o cajas para cerveza.

Usar papel de burbujas para productos frágiles

Debes cubrir los productos frágiles con material protector. Pero recuerda utilizar papel de espuma y no papel burbuja para ello. ¡Usar lo segundo puede rayar tu producto!

¿Quieres recibir consejos como este directamente en tu bandeja de entrada? Suscríbete a nuestra newsletter y te haremos llegar un correo mensual con consejos y trucos del mundo del embalaje.