Publicado el Deja un comentario

Foam: un material perfecto para proteger tus envíos

qué es el foam

El foam es un material que durante años se ha usado tanto en el sector textil como en las manualidades, pero también puede ser especialmente útil para el packaging de productos delicados. Vamos a conocerlo un poco mejor.

¿Qué es el foam?

Se trata de un material espumado que se elabora principalmente a base de polietileno. En función del grosor que se quiera conseguir también se le pueden añadir otros aditivos. Esto da lugar no solo a diferentes espesores sino también a varios formatos.

Hoy en día puedes encontrar el foam en hojas, laminado, en tubos, en bolsas e incluso en diferentes colores y troquelados.

¿Buscas decir adiós a los plásticos? Échale un ojo al post sobre cómo evitar las bolsas de plástico.

¿Por qué usar el foam para embalaje?

Este material se usa de forma cada vez más habitual para embalar productos y protegerlos debidamente hasta que lleguen a su destinatario final. Entre las razones para usarlo en el packaging destacamos las siguientes:

Aislamiento

Ofrece un buen aislamiento tanto térmico como acústico, por lo que es una buena opción para productos frágiles que necesitan estar a salvo de vibraciones e incluso para artículos relacionados con la alimentación o con la salud que necesitan mantener una temperatura determinada.

Atóxico e inoloro

El foam está elaborado con materiales que no resultan nocivos ni dejan desagradables olores sobre los productos que estaban protegiendo. Esto lo convierte en una buena opción para productos de alimentación y de uso personal.

No es abrasivo ni corrosivo

Es un material acolchado y suave, especialmente apto para proteger elementos frágiles como el cristal, piezas de artesanía o de bisutería.

Totalmente reciclable

Los consumidores cada vez están más concienciados con el medio ambiente y valoran mejor a aquellas empresas que optan por un desarrollo sostenible y emplean packaging ecológico. El foam es totalmente reciclable, así que si lo usas en tu negocio estás mostrando a tus clientes que te preocupas por el medio ambiente, lo que mejorará la percepción que tienen sobre tu empresa.

Un producto para cada necesidad

Además de todo lo anterior, el foam tiene la gran ventaja de tener un formato que se adapta a cada necesidad de envío:

  • Bolsas de espuma para proteger objetos como móviles.
  • Perfiles de espuma para proteger los cantos de los muebles o productos tecnológicos.
  • Planchas de foam para enviar productos especialmente frágiles y que no deberían moverse.
  • Tacos adhesivos de espuma para separar productos.
  • Cajas con espuma para artículos especialmente delicados como cámaras de fotos o tablets.

¿Dónde comprar foam?

dónde comprar foam

Este material es ya muy habitual dentro del mundo del packaging. Puedes combinar las distintas alternativas de espuma foam con nuestras cajas de madera personalizadas.

Lo importante es que escojas el formato que más se adecúe a lo que quieres enviar. Así consigues que tu cliente reciba el producto en un packaging que cumple realmente con su función y protege el artículo enviado lo máximo posible.

Un buen embalaje mejora la imagen de tu marca y además reduce el número de devoluciones, con él todo son ventajas. ¿Te animas a probar el foam para tus envíos?


¿Te ha gustado este post sobre foam? Puedes suscribirte a la newsletter completando el formulario de abajo. Recibirás un correo semanal con consejos prácticos para usar el embalaje de forma inteligente. Además, si estás buscando un packaging respetuoso con el medio ambiente dinero, puedes echar un vistazo a nuestra tienda de embalaje de madera.

Suscríbete a la newsletter

Apúntate a la newsletter de Sincla y recibe un correo semanal con las novedades del blog.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *