Publicado el Deja un comentario

Cartón corrugado: qué es y para qué sirve en embalajes

cartón corrugado

El cartón corrugado es uno de los materiales de uso más habitual en el sector del embalaje. Incluso a nivel doméstico, todos hemos necesitado en alguna ocasión cajas de cartón para guardar enseres. Lo usamos tanto porque sabemos que es un material resistente, pero ¿por qué aguanta tanto peso? Vamos a profundizar en este tema.

¿Qué es el cartón corrugado?

Se trata de una estructura de varias capas de papel unidas entre sí. Dos fibras de celulosa virgen o de celulosa reciclada recubren una hoja de cartón ondulado.

Esta estructura tipo sándwich hace que el resultado final sea mucho más resistente que si solo usáramos una capa de cartón.

Lo que define a la caja de cartón corrugada es que es rígida y muy resistente, por lo que se convierte en un embalaje apto para productos que tienen un peso considerable.

A ello hay que sumar que el aire circula entre las capas de cartón, dando un buen aislamiento térmico a los artículos que están dentro de la caja.

Cajas de cartón

La caja de cartón en el embalaje

Las cajas de cartón son uno de los productos de embalaje más conocidos y más usados. Lo son precisamente por ser resistentes y estar disponibles en una amplia variedad de tamaños y formatos, lo que permite apilarlas cómodamente.

Además, el cartón es un material que se puede reciclar, por lo que puede tener múltiples vidas, volviendo a la cadena de suministro una y otra vez.

Cartón corrugado: qué es y para qué sirve en embalajes
Cartón corrugado: qué es y para qué sirve en embalajes

Hacia un embalaje más ecológico

Estamos en un momento de pleno cambio y concienciación ecológica. La industria del embalaje es consciente de ello y ya está buscando nuevas soluciones que permitan llevar los productos al consumidor final en óptimas condiciones pero de forma más sostenible.

Las cajas de madera están ganando terreno en este sector. Se trata de un material muy resistente y un buen aislante térmico. Y lo mejor es que puede tener una gran cantidad de usos:

El cliente final no se queda con el embalaje, la caja de madera, sino que saca su producto y la caja vuelve a ser utilizada para llevar otro artículo a otro cliente.

Vender vino por Internet: requisitos, tienda online y hacerlo por Amazon

Pero esto no quiere decir que el cartón corrugado haya perdido terreno, todo lo contrario, ha encontrado una nueva funcionalidad.

Dentro de las cajas de madera los artículos se pueden mover y estropearse, por lo que necesitan algo que los acolche. Dado que al intentar ser más ecológicos hay que usar menos plástico y derivados del mismo como el polietileno, el cartón corrugado se presenta como una buena alternativa.

Es un excelente aislante e impide que los productos embalados se puedan golpear o dañar. Además, una vez finalizada su vida útil se puede reciclar.

Esta nueva tendencia nos permite afirmar que el cartón corrugado seguirá siendo uno de los grandes protagonistas del embalaje, aunque quizá ya no en forma de caja de cartón para embalaje.


¿Te ha gustado este post sobre cartón corrugado? Puedes suscribirte a la newsletter completando el formulario de abajo. Recibirás un correo semanal con consejos prácticos para usar el embalaje de forma inteligente. Además, si estás buscando un packaging respetuoso con el medio ambiente dinero, puedes echar un vistazo a nuestra tienda de embalaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *