Publicado el Deja un comentario

SIP! y la guerra a las pajitas

SIP! – Vaso sin pajita | Sincla Cajas de madera premium

Solo en Estados Unidos se utilizan más de 500 millones de pajitas desechables cada día. La mayor parte terminan en vertederos o, peor aún, en los océanos. Además, son omnipresentes: todas las grandes cadenas de alimentación las utilizan a diario. Este problema es el que quiere solucionar SIP!, el proyecto de Sofía Cabrera y Audrée d’Anjou (IED), ganador del The James Dyson Award de este año.

En esencia, SIP! es un vaso desechable de cartón todo-en-uno, una apuesta genial para reducir el impacto ambiental del embalaje.

Generalmente las pajitas están hechas de PP que, dependiendo del tipo, son aceptadas en las instalaciones de reciclaje o no. Cuando sí lo son, la mayoría se pierden por el camino debido a su ligero peso y tamaño.

Para el diseño de SIP! se utiliza un papel cubierto por una capa de polietileno, un material común en aquellos países que no disponen buena infraestructura para el reciclaje. De esta forma se consigue reducir significativamente la cantidad de plástico utilizado por pajita. Además, elimina los problemas en la cadena de reciclaje porque no hay que separar materiales.

SIP! y la guerra a las pajitas | Sincla | Cajas de madera premium
Fotos vía: The James Dyson Award

El diseño de Cabrera y d’Anjou también optimiza el uso de material al reducir el tamaño de la pajita en función del vaso. Entre un 77 y un 85% dependiendo del tamaño. Además de encontrar una solución para integrar la pajita en el vaso y que fuera apilable, las diseñadoras se encontraron con el problema de la tapa.

Era genial integrar vaso y pajita, pero ¿qué hacer con la tapa? Integrarla en el producto era otro reto. Así se mantenían fieles al mantra de utilizar un solo material, lo que facilita el reciclaje y consiguen un embalaje más sostenible.


🔔 ¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe consejos prácticos para usar el embalaje de forma inteligente y aumentar tus ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *