Publicado el Deja un comentario

Fleje para tu embalaje de madera: cómo seleccionarlo

que significa fleje

El objetivo del embalaje es que el artículo protegido llegue a su destinatario en óptimas condiciones para su uso. Pero para ello es necesario usar los productos y materiales más adecuados en cada caso concreto. Elegir bien el fleje puede suponer la diferencia entre un envío que llega a su destinatario en buenas condiciones o un producto que llega estropeado.

¿Qué significa fleje?

El fleje es uno de los materiales que más se usan dentro del sector del embalaje. Se trata de una cinta que protege el contenido de las cajas y las cajas en sí mismas, ya sean estas de madera o de cartón. Su objetivo es aportar estabilidad al embalaje asegurar que no se abre accidentalmente.

El fleje suele encontrarse en formato cinta realizada en diferentes materiales. La elección de un material u otro de depende de cuestiones como el material de la caja a utilizar, las dimensiones, el peso del bulto, el medio de transporte o el tipo de producto que hay que proteger.

Tipos de flejes

Fleje metálico

Dentro de la categoría de fleje metálico nos podemos encontrar con materiales ferrosos o no ferrosos. Entre los flejes metálicos ferrosos destacan los de cobre, latón, bronce o aluminio.

Se usa especialmente en la industria manufacturera y en el sector de la construcción. Es decir, en sectores en los que las mercancías tienen un importante peso.

Fleje de acero

El de acero es un subtipo del fleje metálico, en este caso en su modalidad no ferroso. Lo habitual es que este material lleve algún tratamiento para evitar su corrosión, como puede ser el galvanizado o la pintura.

Igual que en el caso anterior, este tipo de flejes se utilizan principalmente en sectores en los que los materiales que se deben transportar son especialmente pesados, ya que tienen una mayor resistencia frente a la tracción. Para usarlos es necesario contar con máquinas especializadas.

Se utiliza mucho dentro del sector de la construcción a modo de abrazaderas para cables, caños, carteles, etc.

Fleje plástico

Es el más usado para los envíos de productos al consumidor final. Se comenzó a usar durante el siglo XX como una alternativa a los flejes metálicos. Dentro del plástico existen diferentes versiones:

  • Fleje de polipropileno: es el más común cuando se trata de envío de productos al consumidor. Se encarga de evitar que la caja se desfonde y que el roce entre paquetes pueda estropear los embalajes.
  • Fleje de poliéster:  también conocido como fleje textil, es un plástico más rígido que el anterior y soporta una mayor tensión, aunque sufre un mayor desgaste con el paso del tiempo. Se fabrica a base de hilos de poliéster de alta tenacidad, estando disponible en diferentes tipos y acabados.

Se usa con frecuencia en el sector industrial, especialmente en el sector siderometalúrgico y el maderero en sustitución del fleje metálico. También es utilizado para reemplazar cuerdas o cadenas, puesto que es un material que se puede llegar a trenzar.


¿Te ha gustado este post sobre el fleje? Puedes suscribirte a la newsletter completando el formulario de abajo. Recibirás un correo semanal con consejos prácticos para usar el embalaje de forma inteligente. Además, si estás buscando un packaging respetuoso con el medio ambiente dinero, puedes echar un vistazo a nuestras cajas de madera.

Suscríbete a la newsletter

Apúntate a la newsletter de Sincla y recibe un correo semanal con las novedades del blog.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *