Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer una encuesta de satisfacción útil y efectiva

encuesta de satisfacción

Si hay algo fundamental para un negocio es saber qué opinan los consumidores de aspectos como los productos o servicios ofrecidos o la atención al cliente recibida. La mejor forma de obtener esta información es preguntar directamente a los interesados, por eso nos puede resultar de mucha utilidad la encuesta de satisfacción.

Cómo hacer una encuesta de satisfacción

Lo primero que hay que tener claro es si se va a hacer online o en el establecimiento físico. En el caso de empresas que tengan tanto local como tienda online lo más recomendable es preguntar en ambos casos. El cliente presencial podrá opinar mejor sobre la atención personal, mientras que el cliente online podrá dar información útil sobre si la web le parece o no cómoda o sobre si la recepción de los envíos es correcta.

Tratándose de un cuestionario de satisfacción online es importante obtener el correo electrónico de los clientes. Una buena forma de conseguirlo y de hacer que tengan ganas de rellenar la encuesta es ofrecerles algo a cambio, como la participación en un sorteo.

Otra alternativa es digitalizar las encuestas de satisfacción en los establecimientos físicos. Para ello se pueden utilizar pantallas táctiles y buscar alternativas para acercar a los clientes hacia ellas: que puedan hacer su pedido directamente desde la pantalla si es un restaurante o una cafetería, que les ayude a buscar una prenda dentro de la tienda, etc.

que preguntar en una encuesta de satisfaccion

¿Qué preguntas hacer en una encuesta de satisfacción?

Una vez elegido el método o métodos a utilizar para recoger los datos hay que elaborar el cuestionario. Esta fase es fundamental, puesto que si no planteamos las preguntas adecuadas el esfuerzo invertido en la creación de la encuesta no nos va a servir de nada.

Aquí es importante tener en cuenta varias cosas:

  • Las preguntas deben estar planteadas de forma clara y sencilla, no siendo demasiado largas.
  • Incluir un método de valoración que sea fácil de entender. El más sencillo es el que permite valorar algo del 1 al 10 según el nivel de satisfacción.
  • La encuesta debe poder contestarse en uno o dos minutos, por lo que no debería haber más de cinco preguntas.
  • Es mejor centrar la encuesta en un determinado tema que se quiera analizar (por ejemplo la atención al cliente recibida) e ir haciendo diferentes cuestionarios con el paso del tiempo para obtener información sobre otros aspectos.

Las preguntas a realizar dependen de la información que se quiera obtener. En el caso de la atención al cliente, se pueden preguntar cosas como: ¿cómo valoraría nuestro servicio de atención al cliente? ¿En qué medida nuestro personal ha podido resolver sus dudas? ¿Cuánto tiempo hemos tardado en resolver su incidencia?

La importancia del análisis

De nada sirve elaborar una encuesta de satisfacción si luego no se van a analizar los datos. La información obtenida debe ser examinada con todo detalle para encontrar patrones sobre lo que se está haciendo bien y lo que se debería cambiar.

Una vez que sepas qué aspectos son los que menos valoran tus clientes, puedes empezar a trabajar para mejorarlos.

Aplicar los resultados de una encuesta es clave para mejorar. Incorpóralos a tu plan de negocio.


¿Te ha gustado este post sobre cómo recabar feedback de tus clientes con encuestas de satisfacción? Puedes suscribirte a la newsletter completando el formulario de abajo. Recibirás un correo semanal con consejos prácticos para usar el embalaje de forma inteligente. Además, si estás buscando un packaging respetuoso con el medio ambiente ambiente, puedes echar un vistazo a nuestras cajas de madera personalizadas.

Suscríbete a la newsletter

Apúntate a la newsletter de Sincla y recibe un correo semanal con las novedades del blog.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *