Publicado el Deja un comentario

Bolsas interiores para envíos: ¿Qué son y cómo usarlas?

Bolsas interiores para envíos | Sincla | Cajas de madera premium

Las bolsas interiores para envíos son una opción muy coqueta para abrazar a tu mercancía antes de que lo haga el embalaje secundario o terciario. Ya sea con una bolsa de tela reutilizable, una bolsa de plástico o con burbujas. En este post te contaremos:

  • ¿Qué tipos de bolsas interiores para envíos hay en el mercado?
  • ¿Cuándo usarlas?
  • ¿Qué opciones de diseño de bolsas interiores para envíos hay?

Tipos de bolsas interiores para envíos

Estas bolsas interiores para envíos son perfectas para embalar los productos según salen de la línea de producción. ¿Por qué lo necesitarías? Principalmente por dos motivos: Por un lado, muchos centros de producción o centros logístico tienen mucho polvo en el ambiente y pueden manchar tu mercancía… y tu objetivo es que tus clientes reciban el producto en perfectas condiciones. Por otro, también porque con estas bolsas puedes ordenarlas mejor en el almacén: etiquetarlas, guardarlas en cajas más grandes, etc. Por cierto, en este post te contamos algunos trucos para optimizar el espacio de un almacén.

https://sincla.com/guias/como-optimizar-el-espacio-en-un-almacen/

¿Cuándo usar estas bolsas para envíos?

Las bolsas son muy útiles durante la estancia de tu producto en el almacén o en fábrica, pero también son necesarias durante los envíos. Imagina que estás enviando un libro: durante el transporte los elementos meteorológicos pueden afectar a tu embalaje secundario o terciario, Usa estas bolsas interiores para envíos para protegerlo de la lluvia o el viento. O si envías productos líquidos, utilizar estas bolsas permite aislar el daño si se derrama –¡especialmente si en la caja para embalar hay más productos!

Diseño de bolsas interiores para envíos

Bien, ya has decidido que tu producto necesita este tipo de embalaje primario… ¿Cómo puedo diseñarlo para que luzca increíble? En el mercado hay varias opciones de diseño: desde el más sencillo –una bolsa de plástico con cierre adhesivo o el tradicional plástico con burbujas– hasta los más sofisticados, como bolsas de tela reutilizables.

Diseños de bolsas interiores para envíos
Fotos vía: Lumi

Otro punto a tener muy en cuenta a la hora de elegir un buen diseño es responder a cómo te gustaría que tus clientes reutilicen estas bolsas. Un aspecto clave para elegir un embalaje ecológico. Las bolsas con cierre tipo zip son perfectas para reutilizar como neceser, por ejemplo; las de tela, ideales para guardar zapatos o utilizarlas como bolsas de pan, ¡imaginación al poder!

En conclusión, las bolsas interiores para envíos pueden formar parte de tu estrategia de packaging marca: piensa en el color, la forma, y cómo pueden ser reutilizadas por tus clientes. Además, si buscas un embalaje robusto y que complemente a la perfección estas bolsas, echa un vistazo a nuestro catálogo de cajas de madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *